• Tipos de cerrojos

  • Aunque no lo parezca, lo principal para la seguridad de tu hogar no es exactamente el sistema de alarmas o el alambrado eléctrico, sino algo tan pequeño y sutil como lo son los cerrojos. Esto es debido a que es el primordial factor de protección de tu puerta principal y porque es el sistema de apertura y cierre vital para el orden de tu casa. En el presente artículo repasaremos los más relevantes tipos de cerrojos o cerraduras para que los conozcas previo al momento de adquirir uno que se ajuste a tu presupuesto y a tus necesidades de seguridad.

    Cerrojos simples

    Es el tipo más convencional de cerrojos que puede existir; es tan fácil de instalar que lo puedes hacer tú mismo. Su funcionamiento sólo permite cerrar la puerta por un lado, es por eso que es muy barato. La desventaja es que su nivel de seguridad es bajo por lo que no es muy recomendable para puertas principales.

    Cerrojos dobles

    En comparación con el anterior, este cerrojo presenta una seguridad superior, se podría decir que doble. Su funcionamiento permite usar la llave para abrir y cerrar la puerta desde adentro o desde afuera indistintamente.

    Cerrojos electrónicos

    Son la vanguardia en cerrojos ya que te brindan comodidad total para abrir tu cerradura sin llaves y plácidamente mediante una tarjeta o un código de acceso. Actualmente se ha empezado a comercializar los modelos que emplean smartphones para abrir el cerrojo, por lo que ya podrás ir olvidándote de las molestas llaves tradicionales.

    Tipos de cerrojos de cilindros

    ¿En busca de un buen cerrojo? Si la respuesta es afirmativa entonces has llegado al artículo correcto, ya que, como te habrás dado cuenta, existe una diversidad muy amplia y se hace difícil elegir cuál es el más conveniente para tu puerta. En ese sentido, sigue leyendo porque te orientaremos en los mejores tipos que puedas encontrar:

    Cerrojo de cilindro simple

    Con un cilindro en su disposición es una de las cerraduras más básicas que, en ese mismo orden, te ofrece una seguridad básica para tu hogar mediante un sistema de protección portador de una cerradura que cumple la función de admitir la llave para abrir o cerrar la puerta. En este listado es la opción menos segura, pero al mismo tiempo es la más barata, por lo que te exhortamos a estimar bien el propósito por el cual necesitas la cerradura y decidas si lo mejor es invertir un poco más o conformarse con una seguridad básica.

    Cerrojo de cilindro doble

    Los cilindros de este cerrojo son notablemente mejores que los del cerrojo anteriormente mentado en este listado. En sí el funcionamiento de este cerrojo es igual al funcionamiento del cerrojo simple con la gran diferencia de que este cerrojo permite la apertura y cierre con llave de la puerta por ambos lados (interior y exterior). Desde un punto de vista crítico, este cerrojo te proporcionará un nivel de seguridad bastante aceptable, pero no el mejor del mercado.

    Cerrojos que no usan llaves

    Es un tipo de cerrojo que se fija sobre el marco o sobre el suelo donde está la puerta para evitar la entrada o salida de las personas mientras la cerradura esté funcionando. También es conocido como el cerrojo vertical sin llaves y es, por su excelencia, uno de los más reconocidos cuando de cerraduras se habla. Comparando, este cerrojo es superior a los de anterior mención en esta lista, por el resistente bloque que presume al momento de estar en operación.

    Cerrojos digitales

    Con este cerrojo ya podrás ir olvidándote de las arcaicas llaves convencionales, ya que, si bien es en funcionamiento igual al cerrojo anterior, los cerrojos digitales son operados electrónicamente y no utilizan llaves para abrir o cerrar la cerradura, sólo admiten para tales propósitos el uso de tarjetas, códigos de acceso, teléfonos móviles o, las más modernas, con el uso de la huella dactilar del propietario. Entonces ve preparándote porque el futuro te hará abrir la puerta con tan sólo el dedo.